espacio_feng_shui_093

Feng Shui en la decoración del dormitorio

Escrito por: Zoraya Meléndez

Publicado: 11 febrero, 2013

Comentarios: 0

Para el feng shui una casa tiene cuatro puntos clave y uno de ellos es la recamara, el resto son: la entrada, la cocina y el punto de reunión de la familia, la sala. Te diremos cómo aplicar este arte milenario en el dormitorio y así lograr un buen descanso.

espacio_feng_shui_093

El Feng-Shui es un arte milenario que intenta utilizar los elementos a nuestro alcance para hacerlos más favorables a las energías del planeta. El vocablo Feng significa viento y Shui agua. La frase viento y agua simboliza “el viento ascendiendo a la cima de una montaña, y el agua subiendo hacia su cumbre”. Esta filosofía oriental, se puede aplicar en decoración de interiores y exteriores, arquitectura y jardinería.

En el feng shui existe también la dimensión del tiempo: cuanto más tiempo una persona permanece en un determinado lugar, este rincón se convierte en el más importante e influyente desde el punto de vista del feng shui, tal es el caso de la recamara. Ya que, ene este sitio es donde descansas de cinco a ocho horas luego de regresar de tu rutina laboral. Si te interesada en poner en práctica estos principios te daremos a conocer los aspectos que debes considerar al momentos de distribuir los elementos básicos y decorativos.

1-       La cabecera de la cama debe apoyarse sobre la pared más alejada de la puerta y la cama no debe estar en línea recta con la puerta.

 

2-      La cama debe tener respaldo, ya que simboliza el apoyo y la seguridad en la vida.

 

3-      Te cuidado que no hayan ventanas o espejos detrás de la cama, ya que pueden debilitar la sensación de respaldo. Si hay una ventana coloca cortinas bien pesadas, si hay un espejo, muévelo a otro lugar.

 

4-      De preferencia, no debes tener ningún objeto colgando sobre la cama. Si es inevitable, procura siempre que se trate de cosas livianas, Ej.: lámparas de papel u otros materiales livianos. En lo posible, evita los ventiladores de techo sobre la cama.

 

5-       El cielo raso del dormitorio no debe ser muy alto, pero tampoco debe inclinarse sobre la cama.

 

6-       Reduce al mínimo indispensable el número de aparatos electrónicos en el dormitorio, especialmente en las mesas de noche. Si es posible, evita los teléfonos inalámbricos pues emiten ondas electromagnéticas de bastante intensidad.

 

7-      La habitación debe estar siempre ordenada, además de ventilada y ni demasiado caliente ni demasiado frio. Hay que evitar tener cosas por el suelo – el desorden está totalmente en contra de los principios de Feng Shui.

 

8-      Las paredes deben ser de colores pasteles suaves y las alfombras deben ser de colores claros para poder mezclarse con los demás elementos del dormitorio. Las sábanas, fundas, mantas y almohadas (que deben ser todas de telas naturales y no sintéticas) también deben ser de colores pasteles. Hay que evitar colores fuertes como el rojo y utilizar por el contrario colores suaves que inducen al descanso y sosiego.