Las novedades en lentes de contacto | Revista ELLA
shutterstock_28909489

Las novedades en lentes de contacto

Escrito por: Sureya Orellana

Publicado: 6 agosto, 2012

Comentarios: 0

Los hay para uso cosmético y para corregir defectos visuales, en cualquiera de ambos casos tienes que conocer cuál es la vida útil de los lentes de contacto y los cuidados que debes tener bajo el sol cuando los usas.

 

Los lentes de contacto o lentillas han venido evolucionando con respecto a sus usos y sus materiales, las hay blandas y semirrígidas, terapéuticas, desechables, fijas, de fantasía, con colores, etc. De acuerdo a Ramón Noguera, presidente de la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (FDAO), es un sector en constante crecimiento, esto hace que exista una oferta que cubre todas las necesidades del usuario. Él atañe esto a que la cantidad de pacientes y clientes que las utilizan ha crecido en los últimos años, debido a que hoy muchos de quienes usan anteojos también usan lentes de contacto, es decir, que usan ambos productos, y esto es algo que anteriormente no sucedía.

Y como el mercado y la demanda se han ampliado, los avances en este campo también, siendo la última novedad unos lentes con filtro óptico protector incorporado, que saldrán en los próximos meses.  Según Celia Sánchez Ramos, doctora en Ciencias de la Visión, profesora e investigadora en la Universidad Complutense de Madrid, a quien se le atribuye este avance, lo que se busca es que el ojo no envejezca por estar expuesto a la luz y evitar el daño en la retina. Ella ha investigado durante ocho años cómo evitar los daños producidos por la luz en el ojo. La luz violeta llega al fondo del ojo y puede provocar cataratas y degeneración macular. Este filtro de color amarillento se puede implementar sobre cualquier tipo de lente y la patente ya ha sido vendida a países como Estados Unidos, China o Australia.

Diversidad de opciones
Las más populares en cuanto a lentillas son las blandas o hidrófilas, que son las que deben mantenerse sumergidas en un líquido especial. Son las preferidas, ya que se adaptan bien a la superficie del ojo y son muy confortables. Es esencial la hidratación en su uso, a mayor hidratación de la lente más tiempo pueden llevarse al día. Lo más reciente en materiales para estas lentes es el hidrogel de silicona. Las lentes blandas pueden ser desechables para un día, una semana, quincenales o mensuales. El beneficio de que caduquen en un periodo corto de tiempo es que existe menor riesgo de infección. También, existen las llamadas blandas convencionales, cuya vida ronda el año y medio.

Los lentes de contacto cosméticos, es decir aquellos que varían el color de la pupila del usuario, pueden ser graduados o sin graduar. Existen también con motivos impresos para usar en ocasiones especiales como Halloween o para algún evento especial. Los hay desechables de 30 días y en convencionales de año y medio.

Las lentes semirrígidas o de gas permeable no deben mantenerse en líquido y su uso es bastante reducido, están fabricadas con un material más duro y deben hacerse a medida del ojo. Según el sitio web hoymujer.com, estas están indicadas en miopías muy elevadas (a partir de –6 dioptrías) y en casos de deformidad de la córnea, por ejemplo, si se sufre queratocono, que provoca una degeneración en la zona central de esta zona, el ojo se adquiere la forma de un cono provocando mala visión. Las lentes semirrígidas, al ser de un material más duro que las convencionales, actúan como mecanismo de contención en la córnea. Lo bueno de las lentes semirrígidas es que su calidad de visión es mejor y que duran más, incluso, después de cierto tiempo se pueden pulir para eliminar los rayones, sin embargo, la mayoría prefiere renovarlas a pulirlas.

Uso terapéutico
Dentro de esta clase de pupilentes, como también son conocidas, tienen una gran demanda las llamadas “pijama”, que es un tipo lentes de contacto que se usa solo durante la noche y con lo cual se corrige la miopía mientras se duerme. El tratamiento Orto-K (ese es su nombre científico) lo que hace básicamente es modificar la curvatura de la cara externa de la córnea, pero solo de manera temporal. De esta forma, durante el día la persona puede ver perfectamente sin necesidad de utilizar anteojos u otro tipo de lentillas, pero cada noche debe volver a colocárselas para volver a “deformar” la córnea. De acuerdo a la doctora, Celia Sánchez Ramos, estas pueden usarlas personas con miopías  de entre –2 y –5 dioptrías, y las hace ideales para personas que por su actividad laboral se les hace difícil usar gafas, por ejemplo: los bomberos o los cocineros, pues debido a la naturaleza de su profesión hace que las gafas se empañen y las lentillas se sequen.

Algunos consejo

- Los lentes de contactos son personales, al igual que el cepillo de dientes. No deben compartirse, ya que se expone a una infección o enfermedad.

- No deben usarse en mar o piscinas, ya que el agua con cloro contiene productos químicos que cambian su curvatura y, en ambos casos, pueden contaminarse con gérmenes y provocar conjuntivitis. Solo en casos excepcionales, como las personas con defectos refractivos muy altos, existe la posibilidad de bañarse con ellas, pero se recomienda usar siempre gafas de natación.

- Los lentes de contacto solo deben usarse de ocho a 10 horas, por lo que se debe evitar dormir con ellas, ya que el ojo tiene que descansar y la córnea oxigenarse. Aunque existen unos que sí están indicados para dormir son desechables mensuales fijas, que pueden usarse las 24 horas del día por un mes.

- Es regla de oro lavarse las manos antes de ponerse y quitarse las lentillas, para evitar el riesgo de adquirir conjuntivitis. También, no debe abusarse del tiempo de vida de los lentes, si su uso es de 15 días o un mes solamente hay que usarlos por ese tiempo.

- No dejar de usar gafas para el sol para eliminar los reflejos, además que brindan una visión más nítida.

- No dejar de acudir al especialista. Frecuentemente, se abandonan los chequeos cuando se usan los lentes de contacto, pues como generan más comodidad y, en algunas ocasiones, evitan que la enfermedad visual progrese se piensa que no es necesario acudir a las revisiones.