Principal

La alimentación en la diabetes

Escrito por: Gabriela Canales Gallo

Publicado: 11 febrero, 2013

Comentarios: 0

La diabetes es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo que, a pesar de ser incurable, puede controlarse siguiendo un plan alimenticio adecuado con mucha disciplina y voluntad.

Principal

La diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingieres en energía. Durante la digestión, se descomponen los alimentos para crear glucosa, la mayor fuente de combustible para el cuerpo. Esta glucosa pasa a la sangre, donde la insulina le permite entrar en las células. En las personas diabéticas, uno de dos componentes de este sistema falla: el páncreas no produce o produce poca insulina (Tipo I) o las células del cuerpo no responden a la insulina que produce (Tipo II).

De acuerdo con el Programa de Educación Nacional de Diabetes, si una persona tiene sobrepeso posee un alto riesgo mayor de padecer la enfermedad que quien no tenga. Por lo tanto, se recomienda hacer al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada cinco días a la semana. Además, el paso esencial para prevenir la diabetes o controlarla, si ya la padece, es comer una variedad de alimentos bajos en grasa y reducir el número de calorías que consume al día.

Alimentos aconsejados y permitidos

El Programa de Educación Nacional de Diabetes establece que los alimentos recomendados para una persona con este padecimiento son la leche descremada, quesos frescos, yogurt y requesones elaborados con todo tipo de leche; pollo sin piel y grasa, jamón serrano y York; pescados magros; grasas vegetales y todas las salsas que tengan bajo contenido en grasas. Además, se aconseja el consumo de huevos de gallina y pato, arroz en escasa cantidad, todo tipo de verduras y frutas frescas, sobre todo, manzana, naranja, ciruela, melocotón, melón y sandía.

 

shutterstock_20641753

Por otro lado, una persona diabética tiene permitido consumir pastas alimenticias, como macarrones, tallarines y canelones; carne de cerdo y cordero; margarina en pequeña cantidad; y condimentos, tales como el vinagre, mostaza y limón.

shutterstock_91005374

 

shutterstock_72296035

Sin embargo, los diabéticos tienen prohibido alimentos, como la leche condensada; embutidos muy grasos, como el salchichón, el chorizo y la mortadela; las galletas y la repostería en general. Entre las frutas y hortalizas a las cuales deben limitarse están la remolacha, plátanos, uvas y las frutas secas, entre ellas las pasas y los higos secos.

En cuanto a las azúcares y sus derivados, los diabéticos deben evitar el consumo de miel, azúcar, chocolate y cacao dulce. También, todo tipo de bebidas con alta graduación alcohólica, como el coñac, la ginebra, el anís y la sidra. No deben, además, ingerir bebidas frías edulcoradas con azúcar.